EL DESAFÍO DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

No existe discusión, Internet y las nuevas tecnologías han estado transformando todo a su paso y redefiniendo los modelos de negocio de la mayor parte de los sectores económicos. La tecnología, redes sociales, smartphones, wearables y demás elementos tecnológicos, han cambiado la forma en que nos comunicamos y ha impactado de forma inimaginable a nuestras empresas, consumidores, públicos de interés y empleados.

Nos hemos visto rodeados de gran cantidad de términos que hacen referencia a disciplinas relacionadas a la cotidianidad y a las cuales las empresas y profesionales no podemos hacer oídos sordos. Por el contrario, es nuestro compromiso y responsabilidad entenderlos y trasladarlos a nuestros esfuerzos empresariales. La aparición de big data, la inteligencia artificial, el internet de la cosas, entre otros, nos muestra que los cambios se están produciendo de una forma tan acelerada, que la supervivencia de muchas organizaciones será definida por la capacidad de adaptarse y de modificar sus transformar sus modelos de negocio hacia a los nuevos consumidores. Todo este movimiento tecnológico y de innovación empresarial ha dado lugar a lo que hoy conocemos como transformación digital.

Pero, ¿qué es transformación digital?

Es el cambio en la estrategia del negocio, el modelo operativo y el talento con el que se busca satisfacer y superar las expectativas del cliente, creando capacidades innovadoras mediante la implementación de nuevas tecnologías. La transformación digital supone mucho más que tener una página web, una tienda en línea o una estrategia de marketing digital.

Hablar de  transformación digital es hablar de nuevas oportunidades de negocio que surgen gracias a la aparición de las tecnologías. La transformación tiene que ver con el valor de los servicios, la mejora del modelo de negocio, la innovación , la diferenciación y las fortalezas.

¿Cuál es el reto para las empresas?

Aprender rápido. Debemos construir organizaciones con la capacidad de aprender rápidamente, dispuestas a cambiar en la medida que sea necesario, organizaciones que escuchen a su consumidor y lo coloquen como el foco principal de sus estrategias. La capacidad de aprender es lo que le permite a las empresas experimentar y entender lo que realmente busca el nuevo consumidor. Además, le dará una ventaja competitiva, pues deducirá rápidamente cuál es la innovación necesaria. La velocidad es la nueva moneda de los negocios.

Innovación activa. La innovación constante y proactiva es una estrategia indispensable para mantenerse competitivo en un mundo de constante evolución. Innovar ayuda a que el proceso de transformación sea rápido y ágil. Las empresas no pueden perder demasiado tiempo y recursos implementando cambios que no ofrecen ningún valor real. Las nuevas tecnologías necesitan ser probadas, evaluadas y analizadas más rápido que nunca. Necesitamos modelos de innovación que orienten la estrategia, la cultura, los procesos y las capacidades de una organización hacia el diseño de una estrategia digital clara.

Tecnologías clave. Existen múltiples procesos y tecnologías que una organización debe considerar para afrontar su proceso de transformación. La computación en la nube, las plataformas móviles, machine learning y las tecnologías de inteligencia artificial son algunas de las herramientas más conocidas; sin embargo, no son las únicas necesarias. Otras como blockchain, realidad aumentada e internet de las cosas (IoT) impulsan la transformación empresarial. También es importante tener en cuenta que la transformación digital hace hincapié en el uso de la información como uno de los principales recursos, razón por la que el big data y business intelligence son disciplinas indispensables.

¿Y el talento?

La mayoría de las empresas que inician un proceso de transformación digital requieren contratar personal para llevar a cabo el proceso en la empresa. Las organizaciones necesitan talento directivo para impulsar su digitalización y es ahí donde se abre una increíble oportunidad para el profesional que desde ya se está preparando para asumir retos y liderar procesos de transformación digital.

La formación y el conocimiento en asuntos de digitalización y las tecnologías clave, son temas cada día más valorados por las empresas al momento de la contratación. No es casualidad la aparición de nuevos perfiles en estas disciplinas, donde se busca no solo experiencia, si no también habilidades y capacidades específicas para la digitalización. Se buscan líderes que defiendan el cambio cultural como vía imprescindible para superar el nuevo entorno digital.

Todo esto, nos lleva a preguntarnos, ¿qué tan preparados estamos para este desafío? Con cada revolución tecnológica se abren miles de oportunidades y solo aquellos dispuestos a prepararse, investigar y aceptar el reto de las nuevas disciplinas, serán los que lideren esta nueva era y se beneficien del desafío de la transformación digital.

Este artículo se escribió originalmente para la segunda edición de la revista NBS UPDATE, publicado en abril del 2019. Para leer el artículo original visita el sitio oficial de NBS UPDATE